Pablo Cordero Fotógrafo en Madrid y Guadalupe

Mi particular deja-vu

 

_MG_0586 como objeto inteligente-1

Los días en los que no me siento vulnerable, me asusto, porque son los días en los que puedo cometer lo errores más grandes. De hecho, en una época en la que me sentía poco menos que invencible, me hicieron morder el polvo de forma que nunca más pude erguir tanto la cabeza de orgullo como antes. De todo se aprende, claro. Y si no aprendiese de esas cosas, sería un necio… un necio vulnerable. Pero también sé que -por basarme en tópicos- el hombre es el único bicho que tropieza dos veces en la misma piedra y claro, el miedo a que vuelva a ocurrir me hace sentir vulnerable y a la vez me protege. Me mantiene en alerta, lo cual no quiere decir que me vaya a salvar al cien por cien. Tampoco vivo en una situación de estrés continuo, ni mucho menos. Es solo esa sensación de incertidumbre que nos hace tocar con los pies en el suelo cada día.

Siento algo parecido con estas fotografías. Las tomé perfectamente consciente de lo que sentía al hacerlo. No podía distinguir al cien por cien detrás de qué ola se encontraba el horizonte, ni cuando el mar se segregaba del cielo, ni de la tierra. Más bien al contrario, no podía distinguir cielo, mar y tierra. Sabía que me encontraba en los tres medios a la vez, sobre la tierra, bañado en el mar y respirando el aire, pero los miraba y a la vez no los veía. Sentía esa incertidumbre, esa vulnerabilidad que me empequeñecía y a la vez no podía dejar de estar firmemente en pie, balanceado por las olas, pero sin perder el equilibrio y respirando el oxígeno que me mantiene vivo. Al final, en armonía con los elementos en los que me encontraba.

La metáfora es muy obvia, muy visual en estas fotos. Pero es que muchas veces sientes como un deja-vu que no tiene nada que ver en un primer momento con el recuerdo que viene a la cabeza o al corazón, pero luego la imagen se hace fuerte y cobra sentido total. A veces pienso que términos como “fotografía emocional” son chorradas que se utilizan para vender fotos de familia, pero te das cuenta con el tiempo que una fotografía, un álbum de fotos, pueden hacerte recordar momentos, sensaciones o sabores. Que no hay una fotografía mala o buena, si no una fotografía que nos llegue al corazón o que nos resulte superflua.

Seguro que todos tenéis una foto especial, alguna imagen que os haga volver a una situación ya pasada, que os recuerde a alguien, algún olor… cada vez que me encierro en mi pequeño laboratorio, por ejemplo, los olores del revelador, el baño de paro o el fijador, me recuerda mucho a mis chicas, Leti y Laura. Es un ejemplo a la inversa, un olor que me trae un recuerdo fotográfico.

_MG_0592 como objeto inteligente-1

Deja un comentario

Marcos

_MG_9199 como objeto inteligente-1

    De primeras, os voy a pedir que me disculpéis, porque me voy a poner noño, muy noño… pero creo que esta sobrádamente justificado. No pretendo ser objetivo, porque asumo que en estos casos es imposible, solo quiero, como siempre, intentar plasmar todo lo que me viene de dentro, lo más visceral de los sentimientos, en este blog, juntando unas líneas y sobre todo, mediante fotos.
 
    La criatura, Marcos, para más señas, mi primer sobrino. Hace unos meses estaba por aquí, en otra entrada del blog, pero a buen recaudo en el tripón de mi hermana y al atento cuidado de su padre. Hoy vive por si mismo, aunque necesite de cuidados y mimos constantes… y quién no? Duerme, come y caga como… como un bebé. No digo que es un ángel porque siempre nos han dicho que los ángeles no tienen sexo y Marcos es un niño. Lo sabemos desde hace ya muchos meses. Pero es un niño buenísimo que apenas da guerra, salvo cuando hay que cambiarle o darle de comer… eso si, cuando hay que darle de comer, no le cuentes milongas, no quiere chupete, ni canturreos tranquilizadores. Antes preferiría un cuchillo y salchichón, que seguro que se las apañaría para alimentarse!
 
    Contaba yo en Facebook, al poco de nacer él, que la sensación fue muy rara, porque realmente era alguien a quién no conocíamos. Era una idea abstracta, que crecía y se cocinaba en el vientre de mi hermana, y aunque sus ecografías modernas, nos diesen una idea aproximada de su carita, no podíamos imaginarle siquiera. Pero al entrar él sobre mi hermana, despierto y sereno, pero asombrado, tras salir del paritorio, le vimos y… ya sabíamos que le queríamos para siempre!!! De repente, descubrí sensaciones nuevas, como si subes de nivel en un videojuego. Era amor, que ya lo conocíamos de una u otra forma, pero un amor magnificado. El amor de ver nacer a alguien que es parte de tu familia y lleva tu sangre. Un amor que solo se puede sentir de forma más grande si eres el padre o madre de la criatura. Entiendes que el mayor acto de amor es dar vida. Crear vida.
    También pensé en que ha venido en un momento complicado, a un mundo dificil y cruel… pobrecito… Pero, en buena hora viniste, Marcos, porque precisamente lo que más necesitamos es esperanza y motivos para trabajar mejor y sacar todo esto adelante. Y qué motivación mayor, ni mejor, que dejarte el mejor mundo posible. Por eso, por ser tan bueno, tan bello y por hacernos sentir tanto amor te mereces todo lo mejor de nosotros, tu familia y la gente que te quiere. Estamos todos muy orgullosos de ti!!! 

_MG_9212 como objeto inteligente-1
_MG_9215 como objeto inteligente-1
_MG_9198 como objeto inteligente-1
_MG_9225 como objeto inteligente-1
_MG_9203 como objeto inteligente-1
_MG_9207 como objeto inteligente-1
_MG_9210 como objeto inteligente-1_MG_9232 como objeto inteligente-1
_MG_9230 como objeto inteligente-1
_MG_9238 como objeto inteligente-1_MG_9192 como objeto inteligente-1
_MG_9193 como objeto inteligente-1

Deja un comentario

… Donde comienza la Pasión

 

 

Hace ya unos cuantos meses… tal vez un año, se me ocurrió la idea de hacer un libro con imágenes de la Procesión del Domingo de Ramos en Madrid. Esta procesión sale gracias a la Hermandad de los Estudiantes de Madrid y bueno, si seguís el blog (vale que llevo mucho tiempo que lo actualizo muy de cuando en cuando), ya habéis podido ver algún reportaje anteriormente sobre sus Titulares ó la procesión del año 2011. Es una de las procesiones más plásticas que he visto. Tiene una luz y un ambiente que es alucinante y a mi, personalmente, me fascina. Como digo en el libro, yo no soy una persona religiosa, pero mi familia si y con esto, quiero compartir algo que es importante para ellos y así, de cierta forma, devolverles a ellos y al resto de cofrades y amantes de la Semana Santa, una colección de imágenes digna del evento (desde mi humilde visión).

La intención es hacer un recorrido cronológico desde el inicio hasta el final para que todos, los que procesionan y los que asisten como público, puedan tener el punto de vista del otro. Así el público puede ver lo que ocurre dentro de la Basílica y los que procesionan sumidos en sus oraciones, pueden ver ahora lo que ocurre a su alrededor durante esas casi seis horas. Lo que quería al fin, es situar la procesión en su contexto y hacer un libro abierto para todos, en el que se aleje un poco de la típica fotografía cofrade.

Tras darle muchas vueltas, portada, maquetación, edición, fotos definitivas… y sabiendo que en muchos casos me he arriesgado bastante, este es el resultado final, del que realmente estoy muy orgulloso. Espero que os guste de principio a fin!!!

 

[kml_flashembed publishmethod="static" fversion="8.0.0" movie="untitled.swf" width="400" height="300" targetclass="flashmovie"]

[/kml_flashembed]

 

Deja un comentario

Guada, Álvaro y con todos ustedes… Marcos!!!

Cu, cu… se puede?

Parcece que fue ayer cuando les casamos… en veranito. Cayendo la que estaba cayendo y con ese chaqué. Tres capas de ropa y los nervios, que hacían cómo de cuarta capa! Cómo dice un amigo mío en broma, qué bien lo pasemos y cómo nos risimos!!! Muchas cosas han pasado desde entonces, pero quizá, la más relevante y la más buena es que como fruto del amor de Guada y Álvaro, de ese amor del que fuimos testigos cómo símbolo, en su boda, nos han encargado un nuevo miembro de la familia… Marcos!!!

No es que se haya cebado en todos estos meses (o bueno, a lo mejor si), pero esa gran barrigota es porque dentro está mi sobrino. Así que para que se vaya acostumbrando a un tito con varios kilos de metal y cristal, unas luces muy brillantes y un paraguas blanco dentro de casa, decidimos hacer una pequeña sesioncita, rápida, corta y como una incursión de los galos de Axterix y Obelix, cómo una guerra de guerrillas, que surte buen resultado!

Marcos: Te habla tu tío. Soy una de las personas más feclices del mundo por tu venida a él. Digo “una de las más felices” porque por orden de jerarquía, no me toca ser “la más”. Están tus padres, tus abuelos, tus bisabuelos… pero quédate con mi cara, pequeño, porque yo voy a ser quién te enseñe a hacer esas cosas que solo los tíos podemos -o debemos- enseñar. Conmigo aprenderás, si tus padres lo creeen conveniente (y algunas cosas a escodidas de ellos), a ser un gamberro, por ejemplo. Juntos podremos hacer bombas fétidas caseras que tiraremos a hurtadillas ó a dar sustos a la abu Marinena con una araña de juguete. Yo te disfrazaré de zombie, si quieres en Halloween… pero tú serás el único niño que de miedo de verdad. Yo te cuidaré cuando tus padres salgan a cenar y al cine y veremos películas antiguas, que nos gustan a tu madre y a mi… y te gustarán también, porque eres de la familia! Qué ganas tengo de verte la carita, de que me vomites cuando te coja y de que te tires pedos encima de mis rodillas. Si tú quieres, algún día, también te enseñaré a hacer fotos para que seas tú quién moleste a los demás con el flash!

Aun no te conozco, pero ya te quiero un montón!!!

 

Con todos ustedes… Marcos!!!

 

 

Deja un comentario

Tarde de fotografía analógica en B&N… Old School!!!

 

Hace ya un par de meses largos, con motivo de mi cumpleaños, llegó a mis manos una vieja y maravillosa Mamiya C330 Professional de formato medio. No fue un regalo casual, puesto que tenía capricho de una cámara analógica desde hacía ya bastante tiempo, pero… no cualquier cámara. Quería algo especial y buscando en foros y mercadillos di con ella. En seguida me sentí cómodo manejándola y como resultado tiré un primer rollo de película en color que salió bastante decente cuando lo llevé a revelar al laboratorio. Pero me quedó cierta espinita… Pensé que el proceso de toma/revelado/positivado debía pasar de principio a fin por mis manos. Es duro tomarte tu tiempo para encuadrar, buscar el mejor momento y medir la luz con una cámara sin fotómetro, para que el revelado te lo haga una máquina en un laboratorio, eso si, muy requetebién. Así que busqué algún curso de revelado y di con el que imparten en La Casa Encendida. Me apunté y para allá que fuimos.

Resultaron seis tardes alucinantes y mágicas! Conocí a unos compañeros que ahora son amigos y sentí en primera persona la experiencia alucinante de ver como la imagen aparece en un papel aparentemente tan normal como cualquier otro… alquimia! Brujería!!! El proceso de aprendizaje era justo lo que quería. La toma de la fotografía corría por nuestra cuenta fuera del curso, pero allí revelamos nuestros carretes o película en mi caso, secamos, positivamos e incluso pintamos con acuarela en el papel ya positivado! Aunque esta última experiencia, aparte de muy creativa, fue frustrante en la medida en la que servidor pinta como un chimpancé sin pulgares…

Al final las seis tardes volaron como una golondrina en primavera y el líquido revelador, baño de paro y fijador se metió en nustras venas como auténtico veneno! Así que nos emplazamos una tarde para hacer una sesión fotográfica de despedida de curso y acumular negativos que revelar más tarde, pero ya en casa.

Las fotos que aquí muestro son el resultado. Están tomadas con la 5D Mark II, pero están editadas con un simulador de película analógico llamado Silver Effex Pro 2 con el que conseguí darle un aspecto (bastante bien emulado) a la película que suelo utilizar, Kodak T-Max, tanto en 400 como 100 ASA. Aquella tarde lo pasamos genial, intercambiamos cámaras, caminamos muuuucho y luego nos rehidratamos como se suele hacer en Madrid en veranito… creo que os podéis hacer una idea.

Leti, Laura, se os echa de menos y estoy deseando volver a veros… tengo que enseñaros la cámara telemétrica del abuelo!!!

 

Deja un comentario

Boda de Guada + Álvaro… Ya se han casaaaaaaaooooo!!!

Si la última boda fue especial, esta lo ha sido aun más si cabe… Se ha casado mi hermana y mi cuñado! Carne de mi carne y sangre de mi sangre. Siento que ahora más que nunca, es imposible mi imparcialidad. No voy a hablar de lo guapa que iba la novia -es mi hermana… no puedo frivolizar-, ni de lo bien que salió todo, ni de los bailoteos que nos echamos hasta altas horas de la madrugada con un vaso con los hielos haciendo clin, clin en la mano siempre. Tengo la obligación de hablar de una pareja que persevera en esta vida. En ocasiones contra viento y maréa. Persevera pese a todo y pese a todos… y a veces en condiciones particularmente duras.  Son muy jóvenes y llevan ya años fuera de casa de sus respectivos padres, así que esta boda ha sido cómo un símbolo (qué es una boda, si no un símbolo en todos los casos), no de testimonio y manifiestación pública de amor, si no para demostrar al mundo que están ahí para hacer que el futuro sea mejor. No solo el suyo, si no el de toda la gente que les quiere y se mantiene a su alrededor. Ojalá dentro de poco tiempo podamos celebrar que la familia crece, así el futuro, además de ser mejor, estará asegurado por nuevas generaciones de pequeños con los ojos preciosos.

En pocas bodas he visto disfrutar tanto a los novios! Sobreponiéndose a los nervios y dejando de estar condicionados por el momento, hicieron una boda preciosa, emotiva y especial. En fin, qué puedo decir… hace nada le tiraba de las coletas y ahora es toda una señora! Y Álvaro, bienvenido a la familia. Aquí sabremos quererte bien!

P.D.: Yo no hice las fotos… hice fotos. Para eso estaban unos magníficos fotógrafos y camarógrafo resalaos que resultaron ser un ejemplo de lo que un buen profesional de la fotografía de boda debe ser. Echadle un vistazo a su trabajo y abrid la boca de par en par. En mi caso, permitidme los fallos en las fotos… a veces es dificil disparar con un gin-tonic en la mano y bailando Paquito el Chocolatero!

Deja un comentario

Boda de Laura + Isaac

 

Bueno, como dicen los anglosajones: It’s been a long time!

No hemos parado de hacer fotos en todo este tiempo, pero si que he estado muuuy ocupado en miles de historias que, por supuesto, no son tan importantes como la fotografía. Hoy os traigo fotos de una boda que fue muy especial. Entiendo que todas las bodas son siempre especiales y como tal hay que fotografiarlas, pero esta fue especialmente emotiva. Además, Laura e Isaac hacen una pareja estupenda. Son jóvenes, guapos y tienen una planta envidiable, pero… lo reconozco: Me declaro fan de Laura! Un admirador, un amigo, un esclavo, un siervo!!! Qué guapa!!!

La boda se celebró en Oviedo y como suele ser habitual en las bodas a las que asisto, el clima nos acompañó. Cuestión más que importante en bodas asturianas. Creo que hago como de talismán para cuestiones meteorológicas en bodas, bautizos y comuniones, jeje! La tarde era clara y limpia como la mirada de un recien nacido y la noche prometía juerga y baile como en una fiesta de prao. Con un entorno tan precioso y unos novios tan guapos, hacer fotos es tan facil como disfrutar de la boda. Una cosa lleva a la otra, de hecho.

Se casaron, se casaron y toda la gente que les quería fueron testigos de ello. Ahora vosotros también podéis sois testigos de su amor y del color que dieron al acto.

Como siempre, un placer!!!

 

2 Comentarios
  • Gracias Pablo, por las fotos, que ya te lo he dicho son una pasada!!! y por lo que has escrito, me ha gustado mucho. GRACIAS GRACIAS GRACIAS!!!
    UN BESO MUY FUERTE

  • Donde hay amor, fluye. Y si fluye, sale en las fotos. La parte más importante del trabajo es, por tanto, vuestra.

    Un beso!

Deja un comentario

Hockey Metal!!!

 

El título de esta nueva entrada es por varios motivos: Todos los que me conocen un poquito a fondo, saben que servidor de ustedes es metalero, desde que con siete años Joy Tempest me hacía mover el cuello con The Final Countdown. Vale, es posible que Europe no sea la banda más heavy del planeta, pero con siete años qué queréis? Afortunadamente el gusto se me desarrolló en muchos sentidos y mientras que me volvía un melómano en el conservatorio, mi “doble personalidad” hacía que al dejar el violín aparcado, me diese a los placeres del metaleo. Así que lo confieso, soy fanatico de la música más aburrida -por un lado- y más deleznable -por otro- para el gran público.

En otro orden de cosas, de pequeñín también probé el hockey como deporte de referencia. Desde aquellos partidos piratas con contenedores de basura haciendo de portería en el antiguo y añorado patinódromo de la Arganzuela en Madrid, a formar junto a mis amigos nuestros primeros equipos de hockey en línea. Nota: Nuestro primer partido oficial en la liga autonómica resultó con una contundente derrota de 32-1, una ceja rota y yo deshidratado. Pero nuestras camisetas eran las más chulas! Así me tiré unos cuantos años, hasta que otrod seportes llamaron a mi puerta y picaron mi curiosidad y lo dejé…

… hasta este año!

Mi gran amigo Daniel Torrado, nuestro portero de siempre, seguía en la brecha. Hoy por hoy es portero en el Club de Hockey Hielo de Boadilla y como no, me ha vuelto a enganchar! Las fotos de este post son el resultado de haber lanzado el anzuelo y de que yo me lo tragase entero. El partido es de liga nacional y el adversario el Club de Hockey Hielo de Majadajonda. El resultado 14-4, creo recordar… Lo pasé teta y aunque yo no soy un fotógrafo deportivo, creo que las fotos quedaron originales, al menos.  No tenía pensado publicarlas, pero viendo el resultado metálico del hielo en ellas y mientras escuchábamos Dani y yo un disco de Slayer a la vuelta de un entreno, se me ocurrió… ESTO ES HOCKEY METAL!!!

Disfrutadlas como yo disfruté haciéndolas, como disfruto jugando al hockey y escuchando la mi**da que escucho!

Deja un comentario

Un poco de arte II

 

En ocasiones, solo muy de vez en cuando, la verdad, ser fotógrafo es bastante ingrato. Además, creo que “ingrato” es la palabra que mejor sirve a mi fin, que no es otro más que expresar mi sentimiento tal cual. A veces son geniales y otras veces solo regulares. En este caso, la palabra “regulares” es un gran eufemismo.

En épocas como esta, de crisis, en la que el trabajo en si mismo, tiene más valor incluso que el dinero, me siento un afortunado por poder hacer lo que hago. Lo malo es que, muy de vez en cuando -y como en cualquier otro aspecto en la vida, por otro lado- aparece alguna persona que intenta faltarte al respeto, o a la palabra dada. Personas que creen que los fotógrafos nos limitamos a hacer click con nuestras cámaras y que eso, en el fondo, no tiene ningún tipo de valor. Y no me refiero al valor económico, porque a veces esto no se paga con dinero… literalmente.

Cuando esto ocurre -repito que rara vez y como a cualquiera en cualquier aspecto de la vida- yo tengo mis defensas para evadirme. A veces salgo a hacer un poco de ejercicio para verter en mi torrente sanguíneo un poco de esas fantásticas endorfinas, ó me meto en la cocina a hacer algún postre que me alegre la cara y la de los que me rodean (y hablando de fotógrafos/reposteros, ved esto. Para que sepáis lo que es talento), o tiro de archivo para editar o reeditar fotos como en este caso. Es mano de santo y algo terapéuticoqueterilas!

Ahora estoy como una rosa! Hice palmeritas, las comí, he corrido literalmente unos cientos de kilómetros y he reeditado unas fotos que me encantan en blanco y negro! Qué bueno es tener una pasión que te suba el ánimo. Como la de la gente de las fotos… qué bonito fue verles bailar!!!

2 Comentarios
  • Me dejas sin palabras…
    Ahora mismo no se que me da más envidia si las palmetitas (ma-to por comeme unas bañadas en chocolate) o las fotos reeditadas, que maravilla en movimiento!!!
    Ya sabes que en África tienes una seguidora!!!!
    Saludos a los tuyos!!!

    • Gracias Angelita! Se hace lo que se puede, ya sabes… por comer bien! Jajajaja!!!
      Y tú también tienes una pléyade de seguidores en España!!!

      Un beso!!!

Deja un comentario

En vísperas de la Inmaculada…

Hace unos días, precísamente la víspera de la Inmaculada, como digo en el título de la entrada, pude hacer unas cuantas fotos, una vez más, a los titulares de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Fe y del Perdón, María Santísima Inmaculada, Madre de la Iglesia y Arcángel San Miguel (Los Estudiantes). Sobre todo, dado la festividad que era, me centré en la imagen de María Santísima Inmaculada, Madre de la Iglesia, obra de Juan Manuel Miñarro López.

La idea era hacer unas cuantas fotos que se pudieran utilizar en publicaciones internas para la cofradía y de paso reflejar en las fotos detalles que quizá no sean tan obvios con respecto a las fotos que habitualmente se suelen ver en la imaginería religiosa.

En ese sentido, quienes me conocen, saben que me gusta mucho el arte. Más allá de la fotografía, me encanta pasarme mañanas en vacaciones o las tardes tras el trabajo, en el Museo del Prado visitando mis salas favoritas. Reconozco que soy un lego en la materia, aunque me intereso mucho, leo e intento aprender… un advenedizo con aspiraciones, je! Lo que más me entusiasma del arte es la capacidad de representar con una imagen, muchas ideas diferentes, y cómo el autor hace que veamos la obra tal y cómo él la concibe.

En mis fotos, no puedo aspirar a tanto, pues soy un simple fotógrafo en constante evolución. No he conseguido nunca una imagen que tenga distintas formas de interpretarse, de forma deliverada. No hay mucho de simbólico en mis imágenes, si no que a lo máximo que puedo aspirar, por el momento, es a tener una bonita fotografía… que no es poco. Soy consciente que debo mejorar mucho, pero por el momento, me voy sintiendo satisfecho. Lo que más me gusta es que creo que soy capaz de hacer un reportaje completo, capaz de contar una historia de forma cronológica, tal y como hice con esta misma cofradía en Semana Santa. Y me gusta pensar que tengo muuucho camino por delante para aprender y llegar a soprender y sorprenderme.

Todo esto, viene porque lo que quiero es mostrar fotos, como he dicho antes, un poco menos evidentes de lo habitual. Detalles, podríamos decir. Yo no soy un hermano cofrade, ni siquiera soy creyente y creo que esa es mi ventaja a la hora de hacer fotografía religiosa. Lógicamente, habrá mucha gente a la que no le guste o no lo entienda, y es muy respetable. Pero eso si, todo lo que aquí he puesto, está hecho desde el más profundo respeto y con ganas, como siempre de que os guste a todos… cómo eso sé que no puede ser, al menos que le guste al mayor número de personas. Os dejo con las fotos.

Deja un comentario

Este es un blog en el que todas las fotos expuestas están tomadas por mi y para las que me reservo todos los derechos. Por favor, si sientes interés o quieres utilizar alguna, no lo dudes, ponte en contacto conmigo en mi correo o teléfono que aparece en el menú. Desarrollado con Bokeh Pro para WordPress