Pablo Cordero Fotógrafo en Madrid y Guadalupe

Tarde de fotografía analógica en B&N… Old School!!!

 

Hace ya un par de meses largos, con motivo de mi cumpleaños, llegó a mis manos una vieja y maravillosa Mamiya C330 Professional de formato medio. No fue un regalo casual, puesto que tenía capricho de una cámara analógica desde hacía ya bastante tiempo, pero… no cualquier cámara. Quería algo especial y buscando en foros y mercadillos di con ella. En seguida me sentí cómodo manejándola y como resultado tiré un primer rollo de película en color que salió bastante decente cuando lo llevé a revelar al laboratorio. Pero me quedó cierta espinita… Pensé que el proceso de toma/revelado/positivado debía pasar de principio a fin por mis manos. Es duro tomarte tu tiempo para encuadrar, buscar el mejor momento y medir la luz con una cámara sin fotómetro, para que el revelado te lo haga una máquina en un laboratorio, eso si, muy requetebién. Así que busqué algún curso de revelado y di con el que imparten en La Casa Encendida. Me apunté y para allá que fuimos.

Resultaron seis tardes alucinantes y mágicas! Conocí a unos compañeros que ahora son amigos y sentí en primera persona la experiencia alucinante de ver como la imagen aparece en un papel aparentemente tan normal como cualquier otro… alquimia! Brujería!!! El proceso de aprendizaje era justo lo que quería. La toma de la fotografía corría por nuestra cuenta fuera del curso, pero allí revelamos nuestros carretes o película en mi caso, secamos, positivamos e incluso pintamos con acuarela en el papel ya positivado! Aunque esta última experiencia, aparte de muy creativa, fue frustrante en la medida en la que servidor pinta como un chimpancé sin pulgares…

Al final las seis tardes volaron como una golondrina en primavera y el líquido revelador, baño de paro y fijador se metió en nustras venas como auténtico veneno! Así que nos emplazamos una tarde para hacer una sesión fotográfica de despedida de curso y acumular negativos que revelar más tarde, pero ya en casa.

Las fotos que aquí muestro son el resultado. Están tomadas con la 5D Mark II, pero están editadas con un simulador de película analógico llamado Silver Effex Pro 2 con el que conseguí darle un aspecto (bastante bien emulado) a la película que suelo utilizar, Kodak T-Max, tanto en 400 como 100 ASA. Aquella tarde lo pasamos genial, intercambiamos cámaras, caminamos muuuucho y luego nos rehidratamos como se suele hacer en Madrid en veranito… creo que os podéis hacer una idea.

Leti, Laura, se os echa de menos y estoy deseando volver a veros… tengo que enseñaros la cámara telemétrica del abuelo!!!

 

Deja un comentario

Este es un blog en el que todas las fotos expuestas están tomadas por mi y para las que me reservo todos los derechos. Por favor, si sientes interés o quieres utilizar alguna, no lo dudes, ponte en contacto conmigo en mi correo o teléfono que aparece en el menú. Desarrollado con Bokeh Pro para WordPress